La Megafauna Carismática del Diseño

Un artículo por Alexandra Large, para Design Observer

Hace poco leí una entrevista fascinante, en el blog Newswatch de National Geographic con David Hancock, el decano del diseño del zoológico de Seattle. Me interesé bastante en lo que tenía que decir sobre la forma y diseño de los zoológicos hacia el futuro – siento que se ha producido una revolución en ello a lo largo de mi vida, de las jaulas deprimentes concretas del parque zoológico de Boston a las sabanas africanas del Zoológico de Carolina del Norte en Asheboro – pero me intrigó más el uso ocasional del término “megafauna carismática” para describir a los elefantes, leones, tigres y osos que en ningún zoológico pueden faltar.

Los zoológicos parecen completamente preocupados por la mega-fauna carismática. Ellos creen que sin sus grandes animales tradicionales la gente los dejará de visitar: “¿Cómo podemos llamarnos a nosotros mismos un zoológico, si no tenemos un elefante?” Es para mí una clara evidencia que a pesar de lo que dicen, los parques zoológicos ven como su papel más importante ser lugares para simplemente poner los animales en un show.

El argumento de Hancock es que los parques zoológicos deben servir más a propósitos de educación y a fines de conservación, y la necesitan centrar sus presupuestos y sus investigaciones en otras especies más pequeñas, extrañas, locales, menos fotogénicas y más alejadas de los mamíferos. Los zoológicos deben educar al público para interesarse en más tipos diferentes de animales, y ese es su reto para el diseño, investigación y comercialización, para los próximos diez años.

Eché un vistazo a ‘Megafuana Carismática’ en Wikipedia , y encontré una entrada igualmente intrigante:

Megafauna carismática son las especies de animales grandes con una gran aceptación popular  que los activistas ambientales utilizan para lograr los objetivos de conservación mucho más allá de esas especies. Un editorial de la revista The Economist sugiere que la megafauna carismática está particularmente expuesta a la inflación taxonómica, en la que los taxónomos declaren una subespecie como una especie debido a los beneficios de promoción de una especie única, más que por nuevas pruebas científicas.

Un ejemplo de lo que refiere The Economist es el panda: mientras que el público está entusiasmado sobre la salud reproductiva de Ling Ling, su hábitat y la fauna que allí viven también se son salvados.

Ahora, ¿no tenemos también megafauna carismática en el diseño? Había estado pensando en esto cuando Mark Lamster anunció por Twitter la silla que ves en la foto principal, y su interacción en Twitter se volvió loca. Él puso los ojos en el re-uso de la forma, sin embargo reconocida, pero los retweets lo tomaron en serio. Yo había notado en el pasado que con sólo insertar la palabra “Eames” en una entrada de blog (como lo he hecho aquí) aumenta exponencialmente su popularidad. Eames es carismático, las sillas Eames son carismáticas, pero es la Silla Lounge Eames, creo, la que se lleva la mayor parte de la atención. Desde sus primeros días ha sido diseñado para dividir la diferencia percibida entre lo moderno y cómodo, y permanece en ese lugar: una silla moderna que a cualquiera puede encantarle, y que va con cualquier decoración. Nunca me ha gustado personalmente, debido a sus cualidades de elefante.

Sería fácil clasificar los arquitectos estrella como Frank Gehry y diseñadores estrella como Charles Eames como fauna carismática, pero creo que eso es demasiado simple. Es más importante  identificar los edificios específicos, sillas, incluso posters específicos, o logotipos distintivos (Dylan de Milton Glaser podría ser un candidato, al igual que Paul Rand para IBM) que reciben una atención desmesurada y que aún continúa. Durante el reciente cumpleaños de Frank Lloyd Wright, he perdido la cuenta del número de tweets del feliz cumpleaños que incluían un enlace o mención de su Fallingwater. Fallingwater es megafauna carismática, un edificio cuya amplia distribución y reconocimiento apoya a los esfuerzos de concservación de las casas/museo de Wright. Es un excelente edificio, un edificio parte aguas. Sin embargo, al reconocerlo como tal, podemos también ampliar la conversación, con un diseño como la Silla Lounge , o el edificio en Bilbao de Guggenheim, o la Case Study House # 22 como los nuevos puntos de atención. Entonces podemos considerar que otros diseños y diseñadores pueden conservarse, exhibirse y ser promovidos bajo su sombre. Para bien o para mal, la ubicuidad del iPod ha sacado la obra y filosofía de Dieter Rams de la historia y el día de hoy está bajo la mira de muchos observadores interesados. Un documental como Helvetica logra libros como Just My Type (de nuevo, para bien o para mal) y generaliza la burla a la Comic Sans.

Volviendo con Hancock, el desafío a sus colegas en la entrevista también tiene paralelismos con el estado de exposición de diseño y la cobertura de los medios de comunicación hoy en día, y la paranoia de que un día sin Apple es un día sin lectores o visitantes (o lectores y visitantes decepcionados).

El corazón del problema del zoológico radica en el hecho de que se asumen a sí mismos como un espectáculo de animales. Esta es la razón, por ejemplo, del porqué se vuelven paranoicos por tenerlos siempre en el show: todo lo que hacen destaca esta necesidad asumida – ponen una foto del tigre en sus anuncios, y muestran un tigre en su folleto, y marcan un área en sus mapas bajo la insignia de “tigre”, y ponen las señales de dirección en todo el zoológico que apuntan a “tigre”, y ponen un panel gráfico en el camino con todo acerca de los tigres, y luego parecen sorprendidos e indignados cuando los visitantes que están expuestos a todo esto y los que no en realidad se molestan al ver al tigre. En lugar de repensar este dilema auto creado, los zoológicos responden con la maldita determinación de que su tigre (o gorila, o un elefante, o rinoceronte, o lo que sea) no salga jamás de la vista y siempre será visible a todos los clientes que paguen en todo momento.

Me encantaría tener más nominaciones para la megafauna carismática de cualquier campo del diseño. ¿Qué objeto aparece en todas las exposiciones de mueseos de diseño? ¿Qué imagen de edificio siempre ilustra la carrera de un arquitecto? ¿Qué gráfico representa al constructivismo ruso, una y otra vez? ¿Y cómo, después de haber identificado a estas bestias, podemos ampliar el grupo de imágenes con el fin de ampliar los parámetros de la discusión? ¿Cómo podemos permitir que el público vea el diseño como parte de un entorno complejo en lugar de una cadena de grandes éxitos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: