Förster y la importancia de los modelos

En este reportaje para Dwell, la diseñadora Monica Foster nos acerca bastante a su proceso creativo, y nos explica como el acercamiento directo con los materiales, mediante la experimentación en la elaboración de modelos, le permite desarrollar y potencializar todas esas ideas que le vienen de pronto en su estudio.

Monica Förster se ocupa en aproximarse al diseño de mobiliario. En su estudio de Estocolmo,  se desata una lluvia de pequeños modelos de papel -‘bocetos tridimensionales’— que compiten con su progenie a gran escala en cuanto a belleza y elaboración manual.

La computadora es una herramienta, no puedo prescindir de ella. Pero lo bueno de los modelos es que en su proceso estoy más abierta a los errores; tal vez puse la cinta de una manera en la que no quise, pero eso me muestra una nueva posibilidad. En la computadora todo es perfecto. Cuando hago modelos, es intuitivo y rústico: tomo una pieza plana de papel, la corto, la pego. Es muy rápido. Lo encuentro bastante refrescante.

Aunque ella prefiere el uso del papel, ocasionalmente hace modelos de tela, incluyendo, por ejemplo, este sofá de 1 pié de largo y 2.9 pulgadas de alto. “Quise que tuviera un aire improvisado, muy casual y sexy” ella dice. O también, tenemos la muestra del modelo de la silla Vika, inspirada en los ríos del norte de Suecia, donde ella nació.

El estudio de Förster es un edificio del siglo pasado que solía ser una tienda de pornografía. Tomar el espacio fue, como ella dice, un ‘acto de feminismo’. La sala frontal es una sala de exposiciones improvisada, abierta al público tres días a la semana.

Tengo un montón de asignaciones de compañías que  me piden algo basado en la tradición escandinava, pero con una especie de nueva poesía.

En la actualidad, Monica está desarrollando una serie de lámparas de pie, una de las cuales será hecha de tela modelada de resina para el prototipo final.

La maqueta de cartón a escala real de  la silla en la fotografía derecha muestra la complejidad de su ensamble. Los diseñadores pusieron torres de revistas debajo del asiento parar poder sentarse realmente.

Muchos de mis diseños tienen el movimiento capturado en elllos, como si estuvieran en transición, o se hubieran detenido en su camino a algún lugar.

Förster llamó a esta otra silla Antílope porque  “se ve casi como si estuviera punto de saltar o correr”. Diseñada para Swedese en 2010, está hecha de madera de fresno con un asiento en cuero o tela. En cierto punto, al trabajar sobre el modelo, ella quiso cambiar el ángulo del respaldo: “Muy simple: le puse cinta adhesiva para bajarlo.”

 

 

[via] Jaime Gross

Anuncios
Comments
One Response to “Förster y la importancia de los modelos”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] semana antepasada te platicamos un poco del fascinante proceso creativo de la diseñadora sueca Monica Förster. Hoy, te presentamos uno de los diseños que son fruto de […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: